El pasado sábado 2 de marzo finalizaba CICFEM, el Congreso Internacional de Ciencia, Feminismo y Masculinidades. Personas feministas, mujeres y hombres de muy diferentes disciplinas científicas, han tenido la oportunidad de presentar y conocer cómo la investigación está contribuyendo a mejorar la vida de las mujeres y las niñas en muy diversos contextos.

En  áreas como la medicina, la física, la economía o el derecho, hubo intervenciones de alto nivel científico. Participaron desde investigadoras e investigadores con una trayectoria muy consolidada, como Lidia Puigvert, Alejandra Boni, Rosa Valls, Ramón Flecha o Lucía Hipólito  -investigadora cuya trayectoria está siendo muy reconocida en el campo de las ciencias biomédicas-, a jóvenes promesas como Nerea Luis o Ana Vidu, ésta última investigadora postdoctoral de la Facultad de Derecho de la Universidad de Deusto y la primera víctima en atreverse a denunciar al catedrático más acosador de nuestras universidades; ella nos dejaba mensajes como éste en su conferencia: “Las personas feministas son las personas que apoyan a las víctimas, siendo hombres o siendo mujeres, siendo sociólogas o siendo biólogas. De diferentes ideologías, diferentes creencias, diferentes opciones profesionales, diferentes tipos de familias, diferentes opciones sexuales, el apoyo a las víctimas les convierte en feministas; en cambio, no son feministas quienes apoyan a los acosadores, sean hombres o sean mujeres”.

Son muchos los temas que a lo largo de estos dos días se han abordado. En la modalidad de Brown Bag Seminar se trataron temas tan relevantes como el descenso de las mujeres científicas en disciplinas tecnológicas y sobre cómo impulsar las vocaciones científicas sin estereotipos de género, sobre las estrategias de prevención en la captación de jóvenes para las redes terroristas o sobre cómo incorporar la perspectiva de género para el desarrollo de investigaciones científicas de mayor impacto social, de acuerdo con la próxima estrategia europea.

También hubo espacio para contribuciones muy importantes desde el campo de la psiquiatría como la de Juan Piñero, que presentaba su investigación sobre el papel de las relaciones afectivo sexuales violentas esporádicas en la emergencia de problemas de salud mental, y de relevancia internacional como la de Isabel Santagostino, abogada defensora de los derechos de las mujeres en el Banco Mundial, o la de José Carlos Peña, investigador de Trabajo Social en la Universidad de Chile, que clausuraba, junto al profesor Antonio Madrid, la conferencia “Nuevas Masculinidades Alternativas”. Maria Such, Directora General del Instituto Valenciano de las Mujeres y por la Igualdad de Género, también mostró su apoyo a la inclusión de las evidencias en las políticas de género, participando en uno de los paneles de la tarde del sábado.

Sin duda, CICFEM marcará un hito en el avance del feminismo por impulsar que muchas personas se sientan incluidas y se sumen al movimiento. Entre las y los asistentes, personas de muy diferentes estilos, procedencias y opciones de vida han manifestado públicamente su agradecimiento a la creación de un espacio así, por ejemplo, a través de twits como estos: “#cicfem19 , “Mujeres y personas desde diferentes lugares del mundo reunidas en CICFEM intercambiando ciencia e ilusión sobre transformaciones sociales y relaciones igualitarias”, o “Hoy he tenido el placer de participar en la primera jornada del #CICFEM19. Quiero agradecer a la organización hacerlo posible, a las y los ponentes su sabiduría y a los y las compañeras la motivación que me transmite ver muchas caras con energía y pasión por cambiar nuestra sociedad” (@Kunetmancer)

El éxito de CICFEM 2019 ha sido tal que no se ha hecho esperar la confirmación de que habrá una segunda edición los días 28 y 29 de febrero de 2020, también en Valencia. De entre los diversos impactos que CICFEM 2019 ya está teniendo, uno muy importante ha sido la elaboración de la Declaración Feminista:

Declaración Feminista. Somos feministas todas las personas que estamos a favor de la igualdad y de la superación de las violencias de género. Las feministas estamos transformando el mundo y lo vamos a hacer con todavía mayor profundidad con nuestra plena e igualitaria participación en todas las ciencias. Nos comprometemos a lograr un avance definitivo en la superación de toda discriminación de género en todos los campos científicos. ​ Con frecuencia se nos ha excluido a las mujeres de las evidencias científicas internacionales sobre los temas de género. Las feministas nos comprometemos a ponerlas a disposición libre y gratuita de todas las personas, vamos a evitar que se nos oculten. Una de las evidencias más claras es que hay mujeres y hombres que actúan en contra de la violencia de género y hombres y mujeres del lado de los acosadores, mujeres y hombres a favor de la igualdad y hombres y mujeres en contra. Decir que todas las mujeres somos feministas y todos los hombres son machistas no solo es falso, sino que perjudica muy seriamente al feminismo y especialmente a quienes reciben los principales ataques de la violencia de género de primer y segundo orden. ​Igualdad, libertad, transparencia, no violencia, diversidad son valores muy importantes en el feminismo. Nadie debe discriminar nuestras muy diferentes identidades ni limitar la plena libertad que tenemos cada una de ejercer nuestras opciones políticas, ideológicas, de creencias, profesionales, familiares y sexuales. Toda utilización del feminismo al servicio de una determinada opción y en perjuicio de otras es una instrumentalización que perjudica seriamente esos valores. Enhorabuena a todas las que a lo largo de la historia habéis trabajado para que podamos llegar hasta aquí. Ahora vamos a dar un paso todavía mayor hacia el triunfo del feminismo en la ciencia y en la sociedad.

Si quieres, puedes escribir tu aportación