pixabay

Amnistía Internacional ha denunciado la impunidad ante quienes cometen violaciones en Dinamarca a través del informe “¡Queremos respeto y justicia!”, el cual denuncia la situación de vulnerabilidad de las mujeres y las niñas ante ese tipo de abusos sexuales así como las dificultades con las que se encuentran a la hora de denunciar.

Amnistía Internacional ha elaborado el informe a partir de entrevistas con 18 mujeres y niñas mayores de 15 años, víctimas de violación, además de entrevistar a ONGs especializadas en la temática y autoridades relacionadas. Como apuntan los datos de 2017, se produjeron aproximadamente 24.000 violaciones aunque solo 890 mujeres acudieron a denunciar en los cuerpos policiales y, de ellas, solo 94 terminaron con una sentencia condenatoria.

Según la ONG, aunque Dinamarca ratificó el Convenio de Estambul en 2014, no tiene en cuenta el consentimiento en el sistema judicial, el cual se centra únicamente en la resistencia y la violencia. Amnistía denuncia culpabilización y desprecio hacia las víctimas durante el proceso judicial lo cual tiene una repercusión muy negativa para otras víctimas que dudan sobre iniciar el proceso judicial o no. Actualmente, de 31 países analizados, solo 7 tienen leyes basadas en el consentimiento.  

La ONG exige medidas legales que garanticen el no cuestionamiento a las víctimas así como mayor formación por parte de quienes ocupan puestos de responsabilidad y seguridad en estos casos con el fin de garantizar una mejor atención a las víctimas.  

Secciones: Noticias portada

Si quieres, puedes escribir tu aportación