Miles de personas de toda Francia expresaron su rechazo a los recientes ataques antisemitas acontecidos en las últimas semanas en Francia. El último de estos ataques fue la profanación de docenas de tumbas en un cementerio judío, pintando sobre ellas el símbolo nazi de la esvástica.

Tanto la sociedad civil como diferentes representantes políticos han expresado un rechazo unánime ante estos ataques. El discurso del odio es un mal que afecta a toda la sociedad y debe eliminarse por las consecuencias que comporta. Delphine Horvilleur, rabina, leyó unas palabras en las que destacaba la necesidad de solidaridad frente a los ataques a personas judías y la necesidad de decir no al antisemitismo y al odio.

Secciones: Noticias subportada

Si quieres, puedes escribir tu aportación