El concepto Diseño para todos o Universal Design es “hacer posible que todas las personas dispongan de igualdad de oportunidades para participar en cada aspecto de la sociedad”. A nivel general, este concepto se asocia a la eliminación de las barreras arquitectónicas y es en este campo en el que más se ha avanzado y más acciones se han implementado. Aún así, existen otras barreras con las que se encuentran las personas con problemas visuales o auditivos en su acceso a la información, a la cultura o en el desarrollo de su autonomía personal. Para contribuir a eliminar estas barreras, en 2004 se aprobó el Plan de Accesibilidad Diseño para todos en el que se visibilizó la necesidad de avanzar en la accesibilidad audiovisual y se establecieron las líneas de trabajo para conseguirla.

Entre las prioridades que se detectaron destaca la traducción audiovisual que no es otra cosa que la adaptación de los medios audiovisuales para poder ser interpretados por personas con discapacidades sensoriales. Aunque los ejemplos más conocidos de esta traducción audiovisual son la subtitulación para personas sordas o la audiodescripción para personas ciegas, existen el ajuste de doblaje, el traductor para voces superpuestas y la localización de videojuegos entre otras especialidades. Estas medidas de traducción audiovisual ofrecen a las personas invidentes, con baja visión o con problemas de audición un acceso alternativo al cine, al teatro, a los videojuegos o a las distintas formas de expresión del arte, poniendo al alcance de todas las personas las mayores creaciones artísticas de la humanidad.

La universidades también son una parte activa en este camino hacia el diseño universal, participando de él a través de sensibilización, formación e investigación que garanticen la accesibilidad para todas las personas. En esta línea existen diferentes proyectos vinculados a promover la formación de expertos en traducción audiovisual y a desarrollar recursos didácticos de acceso abierto.

Un ejemplo de estos proyectos es el proyecto ADLAB PRO (Audio Description: a laboratory for the development of a new professional profile), financiado por la Unión Europea y compuesto por universidades y asociaciones de sietes países. Este proyecto tiene como objetivo primordial crear material didáctico de acceso libre vinculado al desarrollo profesional de los audioescritores.

Recientemente, se ha iniciado otro proyecto relacionado con la mejora de la accesibilidad: el EASIT (Easy Access for Social Inclusion Training) que pretende avanzar en la definición de los perfiles profesionales relacionados a la creación de contenidos de fácil comprensión y acceso. Sus acciones se van a centrar en la creación de material didáctico vinculado a la Lectura Fácil y el Lenguaje Llano en entornos audiovisuales facilitando el acceso al contenido no solamente a personas invidentes y sordas sino también a aquellas personas que se encuentran con otras barreras que dificultan su comprensión.

Si quieres, puedes escribir tu aportación