www.fundacionanabella.org

La Fundación Ana Bella trabaja intensamente para lograr que las mujeres que han sufrido maltrato puedan actuar como agentes de cambio social.  Según explican en la propia fundación, este hecho es posible porque  una mujer ayuda a otra, ésta a otra creando una red de mujeres supervivientes por todo el mundo que está demostrando cómo las mujeres que han sufrido maltrato pueden contribuir en la solución, alcanzar un cambio social que contribuya a la superación de la Violencia de Género.

Muchas mujeres quedan enjauladas en la soledad y la impotencia ante una situación de maltrato. Otras mujeres nos hemos preguntado, en más ocasiones de las que deseamos, cómo podemos ayudar a otra mujer amiga, vecina, compañera, alumna, para que pueda liberarse de una situación de maltrato. A través de la empatía y la sororidad de una red de mujeres supervivientes, esta fundación teje y fortalece la red social de apoyo de mujeres maltratadas, generando la confianza necesaria para que rompan el silencio y atendiéndolas en los procesos que implica dar los primeros pasos para salir de una vida de maltrato.

La red de mujeres supervivientes ayuda anualmente a más de 1.200 mujeres en riesgo de exclusión a causa del maltrato.

Ana Bella, Emprendedora Social de Ashoka, inició la Red de Mujeres Supervivientes en el año 2002. Nacida en Sevilla el 27 de Agosto de 1972, se casó con 18 años y, a pesar de haber obtenido matrícula de honor en COU, su marido no le permitió ir a la universidad. Sufrió malos tratos psicológicos y físicos durante once años hasta que una noche se escapó de su casa con sus cuatro hijos/as, denunció e ingresó en una casa de acogida.

Creó esta fundación para animar a que las mujeres rompieran su silencio y se visibilizara su situación. Puesto que esto no era suficiente, creó la Escuela Ana Bella que les permite prepararse y conseguir un trabajo digno para su independencia económica y una vivienda donde empezar su nueva vida, evitando caer en la exclusión social.

En 2017 Ana Bella comienza la red de mujeres supervivientes en Rumanía y lanza, junto a PlayGraund, la Comunidad de Mujeres en Red, para apoyar a millones de mujeres en habla hispana, alcanzando a 80 millones de mujeres, de las que 14.500 ya forman parte de la red como voluntarias que apoyan a las mujeres víctimas que piden ayuda. Todas estas mujeres son agentes de cambio social real en sus hogares, dando un ejemplo diferente a sus hijos e hijas que convivieron con un maltratador, rompiendo los ciclos familiares violentos y, también, en sus puestos de trabajo, por su entrega y superación.

La Escuela ha recibido numerosos reconocimientos, tanto por su impacto social como económico, el más ensalzado por las más de 1600 mujeres que han pasado por la Escuela y han podido rehacer sus vidas.

Cada vez más mujeres lograrán superar la violencia de género, y los medios tendremos la oportunidad de mostrar que están cambiando el mundo y son ejemplo de fortaleza y resiliencia.

Secciones: portada Violencia 0

Si quieres, puedes escribir tu aportación