Krishna Badhiwala estudiando una Hydrae, Jett Fitlow, Eurekalert

La bioingeniera recién graduada, Krishna N. Badhiwala, junto al neuroingeniero informático y técnico de la Universidad de Rice (Texas, EE.UU) Jacob T. Robinson y el resto del equipo, han realizado un estudio llamado Microfluidics for electrophysiology, imagin, and behavioral analysis of Hydra cuyos resultados fueron publicados el pasado 3 de julio en la revista científica de la Royal Society of Chemistry, Lab on a Chip.

El estudio trata la actividad neuronal y su relación con el movimiento muscular en criaturas acuáticas sin edad. En este caso, han investigado la Hydra Vulgaris, un tipo de animal acuático de aguas dulces que mide unos pocos milímetros. Este tipo de criatura no parece envejecer y utilizaron varios métodos: inmovilizaron las hidras en pasadizos estrechos, las dejaron en arenas del tamaño de una moneda y las dejaron explorar en espacios más abiertos.

De esta forma, con una plataforma microfluídica les ha permitido observar el comportamiento de estas criaturas durante 10 horas y su actividad neurológica durante los comportamientos, así como su columna corporal, la contracción de los tentáculos, la flexión y la translocación.

La investigación reveló que, aunque si las observas parece que no hagan nada, en realidad están realizando todo tipo de comportamientos. Además, el laboratorio de Robinson ha estudiado anteriormente otras especies, como los C. Elegans (gusanos) y, mientras estos tienen un circuito exacto, la Hydrae puede tener varios circuitos y reorganizarse de diferentes maneras. Aún así, realiza comportamientos similares.

La cuestión es que las hidras y los seres humanos compartimos un ancestro en común: el primer animal en tener neuronas; y parte de este estudio abre las puertas a que podamos realizar futuros estudios para aprender sobre la actividad neuronal y su respuesta muscular en otras especies del reino animal. Así, aprenderemos también el porqué de muchas cosas del cuerpo humano y el resto de animales.

Eso sí, después de la investigación las hidras fueron liberadas a donde pertenecen: a la naturaleza.