unsplash

La noche de San Juan terminó en Cataluña con cuatro denuncias por agresión sexual, con una de las víctimas menor de edad. Los Mossos d’Esquadra están investigando cuatro casos, tres de ellos en el Barcelonès. La cuarta denuncia se presentó en Palamós (Girona), según agencia Efe, a raíz de que un hombre abordara a una chica menor de edad, por sorpresa, en la arena de la playa.

Las denuncias fueron comunicadas por el Consejero de Interior de la Generalitat, Miquel Buch, en el balance de las incidencias ocurridas durante la noche de la verbena, y remarcó la importancia de extender la idea de la tolerancia cero en las relaciones sexuales no deseadas.

Las celebraciones de las verbenas de San Juan en Cataluña, más allá de la magia y el fuego, han significado un espacio libre para tener relaciones esporádicas no consentidas o forzadas, siendo una presión para las chicas el tener que mantener relaciones o flirtear con alguien “porque toca”, mientras que para algunos chicos es la noche más fácil para mantener relaciones bajo un leitmotiv como el de “la noche de San Juan es noche de alegría”.

Por primera vez, este año se han hecho públicas las denuncias por agresión y se han implementado medidas para actuar, gracias al contexto de denuncia y rechazo social al agresión sexual y a los acosadores. Mientras se vaya rompiendo el silencio contra las relaciones esporádicas no consentidas, cada vez más noches de alegría como la de San Juan van a ser espacios realmente mágicos y libres de cualquier tipo de violencia.

Secciones: Noticias portada

Si quieres, puedes escribir tu aportación