Una vez más el trágico asesinato acontecido hoy en Úbeda pone en evidencia cómo los hijos e hijas de padres maltratadores son víctimas también de violencia de género, y una vez más, como en este caso, que los hijos del maltratador no son potenciales maltratadores, sino son víctimas también de violencia de género, desgraciadamente asesinados presuntamente por su padre.  Su madre tan solo tenía 46 años y los dos hijos 17 y 12 años. 

Según recogen las fuentes oficiales no había denuncias previas por violencia de género, pero eso no quiere decir que no existiera. Solo las personas con actitudes maltratadoras pueden cometer este atroz crimen, un acto violento, egoísta y cobarde.

Secciones: _noticias

Si quieres, puedes escribir tu aportación