Love your Waste –Ama tu basura- es una empresa parisina inclusiva y sostenible cuyo objetivo es avanzar hacia un mejor mundo para todos y todas. Love your waste se nutre de sus alianzas con hospitales, escuelas, restaurantes y empresas de cáterin cuyos residuos pasan a ser tratados para obtener finalmente energía, según informa euronews

Los residuos recogidos son metanizados posibilitando su conversión en biogás. El producto final puede ser energía renovable o bien fertilizantes, compuestos en su totalidad de materia orgánica y cuyo consumo puede favorecer la agricultura de proximidad de calidad. Además, su apuesta es seguir creciendo en dirección a una economía circular. La sostenibilidad es una de sus principales características. 

Pero Love your Waste mira por y para todos y todas, por lo que la inclusión de grupos vulnerables en su cadena de trabajo también es parte de su esencia. Para ello, la plantilla de tratamiento de residuos está conformada por personas desempleadas de larga duración. Esto puede ser, a su vez, una opción favorable para el colectivo de mujeres al ser, por ejemplo en España, la tasa de paro de mujeres mayor en todos los rangos de edad en comparación con los hombres. 

Otras iniciativas sirven también de referencia en esta misma línea. Por ejemplo, la red de Mujeres en Empleo Informal: Globalizando y Organizando – WIEGO– quienes dedican su labor a proteger y garantizar la calidad de vida a las personas empleadas, especialmente mujeres, que se encuentran en condiciones laborales de empleo informal de modo que no tienen cobertura sanitaria por empleo o trabajan en empresas no registradas o constituidas. 

A través de organizaciones basadas en membresías como las cooperativas, las mujeres tienen acceso a datos de investigación que permiten obtener una idea del impacto de la economía informal en la economía global y, a su vez, pueden ser partícipes en diálogos políticos para asegurar condiciones de trabajo más justas y equitativas y para garantizar una mayor protección social para la persona empleada. 



Secciones: subportada

Si quieres, puedes escribir tu aportación