Sufragistas Nueva York, 1970. Wikipedia

En 1924 Mildred Barber y Hellen Brooks se convirtieron en las primeras mujeres nen servir en la Legislatura estatal de Wisconsin, pocos años después de que la 19ª Enmienda ofreciera a las mujeres el derecho al voto en 1920. En menos de un siglo, las mujeres también han servido en otros cargos estatales electos y designados y han sido enviadas al Congreso de los Estados Unidos para representar a Wisconsin. En cambio, esta historia es más corta para las mujeres de color. Han pasado menos de 50 años desde que Marcia Coggs se convirtió en la primera mujer negra elegida para la Legislatura estatal de Wisconsin en 1977. Sirvió en la Asamblea hasta 1993.

En total, de aproximadamente 6,000 personas que han servido en la Legislatura estatal desde 1848, el año en que Wisconsin se convirtió en estado, 151 representantes y 37 senadores eran mujeres. Debido a que algunas personas sirven en ambas cámaras en diferentes momentos de sus carreras, eso asciende a aproximadamente el 3 por ciento de todos los representantes estatales y el 3.5 por ciento de todos los senadores estatales. 

Wisconsin fue el primer estado en ratificar la 19ª enmienda, dando a las mujeres el derecho al voto, en 1919. Wisconsin también aprobó el primer proyecto de ley de igualdad de derechos de la nación, declarando que hombres y mujeres tienen los mismos derechos bajo la ley. Aprobado en 1921, el proyecto de ley afirmaba que uno de esos derechos incluye ocupar un cargo. 

En los primeros ciclos electorales, las mujeres a menudo tenían problemas para obtener el apoyo de los principales partidos. Para 1924, alrededor de 400 mujeres en Wisconsin ocupaban cargos públicos, principalmente en juntas escolares y bibliotecarias, pero también como supervisoras del condado, sheriff y una alcaldía. Ese mismo año, las primeras mujeres fueron elegidas para servir en la Legislatura. El titular de un artículo del Wisconsin State Journal, fechado el 30 de noviembre de 1924, era noticia: “Las mujeres sirven en la Legislatura la primera vez”.

Las tres mujeres eran maestras, y Thompson y Brooks se ofrecieron como voluntarias con la Cruz Roja durante la Primera Guerra Mundial. Los registros periodísticos de la época se centraron en las apariencias de las mujeres y si tenían criaturas, y las consecuencias que esto tendría para las criaturas por la desatención de las madres. Solo Thompson fue reelegida para un segundo mandato; también fue la única de las tres en presentar un proyecto de ley que se convirtió en ley.

Según Wisconsin Public Radio, un informe del Centro de Investigación de Alverno College para Mujeres y Niñas, las mujeres no comenzaron a servir regularmente en la Legislatura de Wisconsin durante décadas después del proyecto de ley de igualdad de derechos. A lo sumo, una mujer sirvió por año desde 1926 hasta 1943, y no se eligieron nuevas mujeres en las décadas de 1950 o 1960. No fue hasta la década de 1970, 50 años después de las primeras mujeres representantes, que Kathryn Morrison se convirtió en la primera mujer elegida para el Senado estatal en 1974. Tres años después, Coggs, la primera mujer de color, ingresó al Capitolio como representante de Milwaukee.

Secciones: subportada

Si quieres, puedes escribir tu aportación