https://noescaperoom.org/

Sextorsión es una forma de explotación sexual infantil que consiste en amenazar con publicar material sexualmente explícito de la víctima a menos que se cumplan determinadas exigencias como enviar contenido sexual adicional, mantener actividad sexual con el agresor o pagarle dinero.

Coincidiendo con la revelación de nuevos datos de sextorsion, el Centro Nacional estadounidense de Menores Desaparecidos y Explotados (NCMEC por sus siglas en inglés) acaba de inaugurar No Escape Room, una nueva e inquietante experiencia interactiva que sumerge a familiares y profesionales en la peligrosa realidad de la extorsión y el chantaje sexual a menores.

Basado en docenas de informes de casos reales realizados por el sistema centralizado de información CyberTipline, el vídeo interactivo sigue la historia de explotación sexual online sufrida por un chico de 15 años que se ve envuelto en una conversación con alguien que parece ser una chica de su edad y casi sin darse cuenta, lo que empieza como un chat amistoso acaba por atrapar a la víctima en un escenario de chantaje y extorsión. De esta manera, No Escape Room reta a las familias a situarse del lado de sus hijos e hijas para comprobar que desenvolverse bien en estas situaciones es más difícil de lo que parece.

Las personas adultas podemos pensar que los y las adolescentes ya tienen suficiente información como para no caer en la trampa; sin embargo, muchas veces se desconoce lo que pasa realmente cuando un chico o chica es explotada sexualmente online. No Escape Room permite ver a las familias de qué manera tan rápida y fácil sus propias hijas e hijos podrían llegar a ser víctimas de sextorsión, incluso estando en la habitación de al lado, en su propia casa.

Recientemente, el NCMEC realizó una encuesta a 5.000 personas, relacionada con la preocupación sobre cómo proteger a sus hijos e hijas; se comprobó que para el 88% de las y los encuestados el secuestro de menores es su mayor preocupación. La seguridad en internet apenas se mencionó, evidenciando así el desconocimiento existente sobre la frecuencia con que se cometen estos delitos. La alarmante realidad es que solo en 2023 CyberTipline recibió 36,2 millones de informes sospechosos de explotación sexual infantil; y entre 2021 y 2023, los informes de engaños y extorsión online aumentaron en más del 300%. 

Al navegar por No Escape Room, el usuario rápidamente comprende cómo a veces los chicos y las chicas se pueden ver envueltas en situaciones de las que no se ven capaces de salir, y al final de la experiencia interactiva se ofrece la oportunidad de acceder a los recursos sobre sextorsion disponibles en el NCMEC. Lo que se pretende en definitiva es que familiares y profesionales puedan usar todo este conocimiento para dialogar con los y las menores sobre este tema y ayudarles a entender que aunque a veces parece que no hay salida, siempre pueden encontrar ayuda. NCMEC ofrece también un servicio llamado Take It Down que ayuda a eliminar fotos y vídeos de menores desnudas, semidesnudas o sexualmente explícitas asignándoles una única huella digital que las plataformas online pueden usar para detectar estas imágenes y eliminarlas.

Como tantas veces se ha defendido en este medio, la co-creación de conocimiento mediante el diálogo ayuda a mejorar la vida de las personas y en este caso, el NCMEC ha dado voz a las víctimas trabajando así para la prevención y resolución de estas terribles situaciones para las que sí hay escape.

 

Secciones: portada Violencia 0

Si quieres, puedes escribir tu aportación