Treinta hombres la habían precedido como premios Nobel de la Paz cuando a Jane Addams le fue concedido, en 1931, compartido con Nicholas Murray Butler. Definida como socióloga, pionera del trabajo social y el feminismo, las y los asistentes al Seminari de Socilogia Raimon Bonal tuvimos ocasión de conocerla bien leyendo y comentando su libro “Veinte años en Hull House”.

Publicada en 1910, esta obra permite introducirse en el trabajo pionero que llevó a cabo en su residencia de Chicago, fundada en 1889 junto con Ellen Gates, en la cual durante dos décadas fueron recibidos tanto inmigrantes europeos necesitados como mujeres con trabajos precarios o intelectuales preclaros. 

Feminista, sufragista y pacifista, Addams crea en 1915, en plena Primera Guerra Mundial, la “Liga internacional de las mujeres para la paz y la libertad”, declarándose a su vez contraria a la participación de Estados Unidos en el conflicto. No logró establecer la paz, pero sus esfuerzos fueron merecedores del mencionado Premio Nobel.

De su célebre “Veinte años en Hull House” valga extraer unos párrafos significativos de su genio antibelicista y sobresaliente. Atañe a la costumbre existente de que los chicos fueran entrenados con tácticas militares en las calles. “Dado que la limpieza de las mugrientas calles era el objetivo de los Columbian Guards, sugerí a los chicos que hicieran la instrucción con las palas de los recoge basuras. Era más noble instruirse eliminando la suciedad en la calle que instruirse imitando la guerra.”  Y completa su pensamiento con la esperanza de que las armas de guerra se transformen en instrumentos de salvación cívica. Jane Addams moriría en 1935, a los 74 años de edad, y su halo continúa presente. 

Secciones: Al reverso portada

Si quieres, puedes escribir tu aportación