En los próximos días Reino Unido aprobará una ley que considerará delito criminal la creación y distribución de imágenes falsificadas mediante inteligencia artificial (IA) como parte de la nueva legislación que el país está lanzando en un esfuerzo con el fin de aumentar los esfuerzos para combatir la violencia contra las mujeres. 

La creación de imágenes y vídeos conocidos en inglés como deepfake ha aumentado en los últimos años como consecuencia de un mayor número y desarrollo de algoritmos de IA que además son cada vez más sofisticados. Estos algoritmos beneficiosos en muchos sentidos son además capaces de generar contenido falso extremadamente realista, lo que plantea potenciales amenazas para la privacidad y la seguridad de las personas, en particular de las mujeres, vulnerables a ser víctimas de este tipo de prácticas

La proliferación de deepfakes ha generado situaciones en las que se usan imágenes falsas para difamar, acosar o extorsionar a personas, con consecuencias devastadoras para su vida personal y profesional. Además, las imágenes íntimas falsificadas pueden ser utilizadas como herramientas de abuso y coerción en relaciones abusivas, alentar a quienes ejercen violencia de género y vulnerando los derechos de las mujeres. 

Es por ello que la legislación que se propone en Reino Unido y cuya aprobación es inminente busca hacer frente a esta problemática puesto que, entre otras cosas, establece penas específicas para aquellas personas que creen o distribuyan deepfakes con contenido íntimo sin el consentimiento de la persona afectada.

Un paso muy importante y que sin duda puede inspirar las actualizaciones legislativas en otros países para que las leyes sigan protegiendo y amparando la intimidad de las mujeres y las niñas en un mundo digital cada vez más complejo. Esta medida debería disuadir a un gran número de perpetradores y responder mejor ante las agresiones de este tipo.

No obstante. además de la acción legal, es fundamental la concienciación por parte de la conciencia pública sobre los peligros de los deepfakes y la importancia de respetar la intimidad en línea así como de tomar las precauciones apropiadas para  proteger la propia. En el ámbito de la Educación, trabajar desde las escuelas por una socialización preventiva de las violencia de género también abarca el respeto en el universo digital y la construcción de relaciones libres e igualitarias que muestren absoluto rechazo por la vulneración de la imagen y de la intimidad de cualquier persona. 

Acción legal y educación para construir un entorno en línea más seguro y libre para todos y todas. 

Secciones: portada

Si quieres, puedes escribir tu aportación