El estudio conocido como “Cass Review”, una investigación científica independiente sobre los servicios de identidad de género para infancia y juventud en el Reino Unido, ha resaltado en su informe final, publicado bajo el mismo nombre, la preocupante falta de evidencia científica en este campo. La revisión, que busca mejorar el estándar de atención para menores en tratamiento por temas vinculados a la identidad de género, se ha enfrentado a desafíos significativos debido a la polarización ideológica del debate y a la gran cantidad de desinformación alrededor del tema en cuestión.

La falta de cooperación de los servicios de género para  personas adultas y la dificultad para obtener evidencia sólida han sido señalados como los principales obstáculos para la revisión. A pesar de esto, se ha llevado a cabo un amplio análisis de las evidencias científicas y de las recomendaciones disponibles, que ha sido completado por las experiencias tanto de las personas jóvenes, como de la práctica clínica. El informe ha identificado cinco áreas críticas, enfatizando la importancia de un enfoque individualizado, holístico y escalonado en el tratamiento de cada paciente. Se resalta la necesidad de mejorar las evidencias científicas disponibles y de desarrollar directrices claras y rigurosas que guíen los tratamientos.

En este sentido, el informe recomienda establecer una unidad de investigación para evaluar nuevos estudios y traducirlos rápidamente a la práctica clínica, así como desarrollar un portafolio de investigación que informe sobre la evaluación, apoyo y atención clínica de menores en tratamiento por temas vinculados a la identidad de género.  A pesar de los desafíos y la incertidumbre, el informe representa un paso importante hacia la mejora de los servicios de género para niños y jóvenes. Se enfatiza cómo la falta de evidencia sólida en este campo pone a la infancia y a la juventud en una situación de vulnerabilidad y riesgo.

La polarización ideológica y la desinformación alrededor del tema han llegado a obstaculizar la atención médica basada en evidencia, teniendo consecuencias negativas para la salud y el bienestar de las personas jóvenes que buscan ayuda. Así, se destaca la importancia de abordar los desafíos actuales en los servicios de identidad de género desde un enfoque colaborativo y coordinado, que permita abordar los desafíos restantes y garantizar para toda la infancia y la juventud una atención óptima y basada en evidencia.

Secciones: subportada

Si quieres, puedes escribir tu aportación