La Fiscalía solicita 2 años y 6 meses de prisión para Luis Rubiales por el beso no consentido y presuntas coacciones a Jenni Hermoso. También pide 1 año y 6 meses para el actual director de la Selección, el exseleccionador y el responsable de Marketing de la RFEF por su participación activa continua en acciones de hostigamiento. 

Las acciones de todos los sujetos implicados tenían como objetivo presionar a Hermoso para que saliera en defensa de Rubiales ante los medios, hecho que cesó cuando la FIFA suspendió  temporalmente a Rubiales. según informa europa press.

El posicionamiento de la fiscalía es fundamental para avanzar en este tipo de cuestiones, pues tal y como se señala la situación de hostigamiento sufrida por Jenni Hermoso saltaron todos los límites, no solo por las propias presiones ejercidas por las personas involucradas, sino también en las redes sociales.  Así mismo el posicionamiento a su favor también estuvo presente desde el primer momento, y también ha sido clave como la propia jugadora ha señalado en diferentes ocasiones clave para su mejora.

Secciones: subportada

Si quieres, puedes escribir tu aportación