Las y los menores estarán más protegidos frente a la pornografía ahora en Texas, según ha anunciado recientemente el Centro Nacional sobre la Explotación Sexual (NCOSE por sus siglas en inglés). Un tribunal federal de apelaciones ha ratificado la ley que exige a las web de pornografía verificar que sus usuarios son personas adultas.

El proceso ha sido complejo, ya que las empresas de pornografía presentaron una demanda para bloquear la ley alegando que el requisito de verificación de edad violaba la Primera Enmienda. El pasado mes de febrero, el Procurador General  de Texas presentó una acción legal contra Aylo Global Entertainment, una empresa que administra varios sitios web de pornografía, incluido Pornhub, por violar la ley de verificación de edad. Finalmente, a principios de este mes, el Tribunal de Apelaciones del Quinto Circuito de EEUU ha dictaminado que los requisitos de verificación de edad son constitucionales. 

La CEO del NCOSE, Dawn Hawkins, ha felicitado públicamente a Texas por su lucha valiente para la protección de la infancia contra la pornografía on line, plagada de materiales con abusos sexuales a menores, violaciones, tráfico sexual y otros contenidos no consentidos. ‘Frente al éxito de esta ley, Pornhub ha bloqueado el acceso a todos los usuarios de Texas. Su rabieta revela una perversa realidad: Pornhub depende de los niños y las niñas para elevar sus ganancias. Esta ley da prestigio a Texas y otros estados que están priorizando la protección de la infancia por encima de los intereses de Pornhub.’ concluye Hawkins.

Numerosas investigaciones han demostrado los terribles daños que la pornografía causa en las vidas de los niños y las niñas. En este sentido, una publicación del NCOSE expone los riesgos del acceso a contenido sexual explícito para los y las menores, y sus consecuencias devastadoras, recogiendo alarmantes testimonios de adolescentes.

“He estado luchando durante mucho tiempo y es agotador para mi mente y mi cuerpo. Estoy cansado y desmotivado, y esto me lleva a saltarme mis tareas y reuniones sociales solo por el porno. Estoy realmente aterrorizado, aterrorizado por mi futuro, mis relaciones y mi bienestar.” 

En EEUU, cada vez se van sumando más estados que obligan a que los usuarios demuestren ser mayores de edad. Es urgente tomar ejemplo y no someterse al poder cruel y las amenazas de quienes se lucran destrozando las vidas de la infancia y la adolescencia. Es urgente legislar, y es también urgente abrir espacios de diálogo basados en evidencias que permitan a la infancia y adolescencia tener una mirada limpia hacia el amor, la amistad y las relaciones afectivo-sexuales tiernas, respetuosas, igualitarias, apasionadas, libres de coacción, de abusos y de violencia.

Secciones: subportada

Si quieres, puedes escribir tu aportación