Las investigaciones demuestran que las mujeres gitanas pueden ser líderes para apoyar procesos educativos que contribuyan al cambio y la transformación social. El artículo Dialogic Leadership of Roma Women: A Case Study, publicado en la revista ‘International Journal of Roma Studies’, analiza en profundidad el caso de una comunidad de aprendizaje en la que las mujeres gitanas organizan encuentros dialógicos para compartir sus inquietudes sobre la educación, ejerciendo así un liderazgo dialógico. A través de la metodología comunicativa, se desarrolló un estudio de caso utilizando diferentes técnicas. El análisis de los datos y los resultados ilustran las poderosas e inspiradoras narrativas de cambio que resuenan con el liderazgo dialógico de las mujeres gitanas que participan en la escuela.

El liderazgo y las mujeres romaníes es un tema de investigación emergente en las ciencias sociales y la educación. Varios estudios han analizado el papel de las mujeres gitanas en el desarrollo, el intercambio y la práctica del liderazgo. Según Aiello, Sordé-Martí, Khalfaoui & Redondo-Sama (2022), el rol de liderazgo entre las mujeres gitanas es de carácter igualitario, donde las mujeres líderes prefieren trabajar al unísono con las demás mujeres y fomentar sus capacidades. Este liderazgo es patente en la asociación ‘Drom Kotar Mestipen’, en la que las mujeres romaníes se reúnen para discutir temas sociales como formas de aumentar la permanencia de las niñas romaníes en la escuela. Se trata de una de las formas que puede contribuir a la reducción de la pobreza dentro de la comunidad gitana, desarrollando su práctica de liderazgo a través de la construcción de relaciones dialógicas donde sus voces son reconocidas como iguales a las del resto de mujeres que trabajan en la asociación.

Las participantes en el grupo de discusión fueron seis mujeres gitanas involucradas en actividades escolares, incluida la formación familiar durante cinco años. No tenían formación académica y vivían en el barrio, situado en un contexto desfavorecido de una gran ciudad. Organizaron charlas de café periódicas como reuniones dialógicas para compartir preocupaciones comunes sobre la educación y el pueblo gitano y sobre las formas de avanzar hacia la mejora del éxito educativo, entre otros temas. El ambiente de amistad subraya los encuentros dialógicos, como el analizado en este trabajo. Estas mujeres señalaron que involucrarse en la escuela les dio la oportunidad de ampliar sus conocimientos y diversificar sus habilidades. Además, son conscientes de que su participación mejora las oportunidades de sus hijas e hijos, y por ello siguen manteniendo su compromiso con la participación escolar. Todas señalaron la importancia y el deseo de que en esa escuela se impartiera educación secundaria. El entorno escolar se ha convertido en un lugar protector, ilusionante y motivador para estas familias y sus hijas e hijos, que encuentran una escuela en la no existe discrimación por ser gitano o gitana, sino que se vive esta identidad y cultura como un valor positivo y compatible con una educación de calidad.

Además, estas mujeres señalaron cómo su participación en la escuela estaba influyendo en sus vidas fuera de ella, destacando que el hecho de que las mujeres romaníes obtengan una titulación académica sirve de impulso y modelo para otras mujeres.

Este estudio consolida cómo las reuniones dialógicas permiten a las mujeres romaníes compartir sentimientos comunes sobre sus experiencias en la escuela, haciéndolas conscientes de la exclusión y del potencial que tienen para mejorar la educación. Este hecho está relacionado directamentre con su compromiso actual con el cambio y la mejora del aprendizaje, así como con la relevancia de su implicación y liderazgo para promover el cumplimiento de sueños de mejora educativa y de mejora de su comunidad.

 

Secciones: portada

Si quieres, puedes escribir tu aportación