A pesar del desvío de atención de lo importante, los varios intentos de desmovilizar el movimiento feminista, incluso por  propias personas que forman parte del movimiento intentando politizar para un lado u otro el mismo, las calles de todas las ciudades del mundo han sido ocupadas por mujeres y hombres de diferentes edades y trayectorias.

Sigue siendo claro, en la mayoría de las pancartas se reclaman los derechos que se han ido luchando desde el inicio, pero principalmente la superación la violencia, y la vida segura, sin miedo.  Por tanto el romper el silencio en violencias, incluso aquellas que jamás se han contado han estado presentes en varios carteles.

Por todas las mujeres, es inclusivo, todas independientemente del  partido político, de la opción de vida, y trabajo.   Porque las mujeres que nos precedieron lucharon para que tengamos los derechos que hoy disfrutamos, el legado es necesario ir cultivando, cuidando, y como dice uno de los carteles con una amiga siempre es mucho mejor, 

Secciones: subportada

Si quieres, puedes escribir tu aportación