CICFEM 24

Los días 1 y 2 de marzo se ha celebrado en Valencia la VI edición del congreso internacional Ciencia Feminismo y Nuevas Masculinidades CICFEM24, en el cual hemos participado personas muy diversas. Este foro científico parte de la premisa de que “tenemos derecho a conocer cuáles son las evidencias científicas sobre nuestra situación y a crear otras evidencias nuevas”. En este sentido, en este espacio se han compartido más de 100 comunicaciones de diferentes disciplinas científicas, para mejorar la sociedad partiendo de un enfoque inclusivo y feminista, poniendo el foco en el avance de los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

El viernes tuvimos la oportunidad de disfrutar de un programa del mayor nivel científico e intelectual, lleno de belleza y mucho brillo. Participamos en tres franjas de comunicaciones simultáneas y en dos seminarios “brown bag” en los que se debatieron artículos científicos sobre cómo prevenir la violencia de género. Por la tarde, se celebró un panel titulado “Belleza, fealdad, libertad y superación de la violencia” en el que participaron personas investigadoras que han centrado sus investigaciones en la prevención de la violencia de género como: Ramón Flecha, Lidia Puigvert, Elizabeth Torrás y Ane López de Aguileta. En este panel se explicó la relación que tienen el capital depredador y la fealdad. Desde diferentes puntos se clarificaron cómo el capital depredador saca mayor provecho de la fealdad, fomentando la violencia, como en la marcha nocturna, la música, el discurso coercitivo o las teorías sociales. En el debate se habló sobre qué tipo de relaciones se basaban en la belleza y cuáles en la fealdad, ya que el foco no está en que sean estables o no estables, o que sean para cinco minutos o toda la vida, sino en que sean libres de violencia y consentidas, diferenciando las relaciones bonitas de las feas. También, se habló sobre cómo algunos autores que se presentan como grandes intelectuales, como Foucault, en realidad son muy mediocres e incluso abogan por la despenalización de la pederastia. Tras ello, se celebró la conferencia inaugural la presidió Rima Rudd, profesora emérita de la Harvard School of Public Health, presentando las aportaciones del diálogo respetuoso a la justicia social una perspectiva desde la alfabetización en la salud. 

Ayer, sábado, continuamos con la misma ilusión, aprendiendo y debatiendo sobre ciencia, feminismo y masculinidades en los distintos espacios como las comunicaciones, simposios y seminarios “brown bag” sobre textos centrados en la salud y la prevención de la violencia. Además, disfrutamos del segundo y tercer panel. En el segundo panel se trató y dialogó sobre el empoderamiento, la mujer y la mejora social, incluyendo el feminismo de todas las mujeres. En él investigadoras de referencia en diferentes ámbitos presentaron los avances científicos en esta área. Entre ellas Ariadna Munté, IP del proyecto ROM21, Laura Ruiz, IP del proyecto ALLWOMEN, Mercedes Botija, y Guiomar Merodio, IP de EDA-MUJER. El debate fue muy fructífero y con una perspectiva desde la superación de las desigualdades. 

En el tercer y último panel, tuvimos la posibilidad de conocer las evidencias científicas prevención e impacto de la violencia sexual en la sociedad actual. En este panel, participaron investigadores e investigadoras de diferentes disciplinas como Cristina Pulido, desde el periodismo, Ana Burgués, desde la sociología, Beatriz Muñoz, desde la política, Marta Talavera, desde la educación, y Antonio Madrid, desde el derecho. El debate posterior nos ayudó a conocer cómo podemos posicionarnos en contra de la violencia y saber por qué hay un sector que se beneficia de que no se conozcan las evidencias científicas en género. Para concluir, el investigador Oriol Ríos ofreció una magnífica ponencia en la ceremonia de clausura sobre diversidad en la ciencia, abriendo las posibilidades de continuar un camino hacia el avance del conocimiento basándonos en aquello que mejora la vida de las personas.

Congresos como CICFEM visibilizan las transformaciones y revoluciones que se han ido dando a lo largo de muchos años, y que científicos y científicas actuales siguen realizándolas. Estos espacios de diálogo, de intercambio de conocimientos y tan enriquecedores contribuyen al sueño de un mundo más igualitario. Hemos dialogado, aprendido, nos hemos divertido y sin duda, volveremos el año que viene a la próxima edición.

Secciones: subportada

Si quieres, puedes escribir tu aportación