En los últimos meses se han generado muchos debates sobre las consecuencias del uso del móvil y otros dispositivos electrónicos, especialmente para el uso de redes sociales, entre las personas menores de edad. Han surgido muchos testimonios de familias y profesionales de la educación sobre las consecuencias negativas para el desarrollo, aprendizaje y socialización de las niñas y los niños, proponiendo en muchos casos la prohibición del uso de móviles en los centros educativos.

A nivel internacional también está muy presente este debate. El pasado 31 de enero varias personas ejecutivas de compañías tecnológicas, entre ellas Meta o TikTok, participaron en una audiencia en la que se les cuestionó sobre el funcionamiento y los impactos negativos de sus empresas. Aunque no es la primera vez que algunas de estas empresas participan en este tipo de audiencias, fue un momento especialmente tenso por la presencia de varias familias, que decían que sus hijas e hijos habían sufrido por culpa de esas redes.

Sin embargo, como en todos los ámbitos de la vida, pero especialmente cuando se trata de las niñas y los niños, es imprescindible ver qué dicen las evidencias científicas. Como recoge este artículo, las consecuencias de las redes y de los móviles dependen del uso que se haga de ellos.

Secciones: subportada

Si quieres, puedes escribir tu aportación