En la reciente sesión de la semana pasada, donde compartíamos evidencias sobre el impacto de las actuaciones en el ámbito de género, se abordó un caso real de acoso sexual en el ámbito universitario entre iguales. La audiencia, compuesta por individuos de diversas partes del mundo y con perfiles variados, se mostró asombrada por los detalles que revelaron la falta de acciones por parte del profesorado y de las responsables de igualdad en la institución académica.

Las evidencias presentadas detallaron cómo las autoridades pertinentes no tomaron medidas para proteger a las víctimas, dejándolas completamente desprotegidas. Este caso real expuso la falta de diligencia y responsabilidad por parte del personal docente y las figuras encargadas de garantizar la igualdad en el entorno educativo.

Es importante destacar que, a pesar de la consternación generalizada entre la audiencia, la ciudadanía continúa sorprendiéndose cada vez que se escucha sobre estos incidentes. En este contexto, resulta preocupante observar que las responsables de igualdad persisten en defender sus acciones, utilizando tácticas de ocultamiento de la verdad y señalando a terceros, en lugar de abordar adecuadamente la problemática y tomar medidas efectivas para erradicar el acoso sexual en el ámbito universitario.

Este caso sirve como un llamado de atención sobre la urgencia de implementar políticas y procedimientos más efectivos y especialmente para dar responsabilidad de ello a las personas que tienen un compromiso real con las víctimas, garantizando un entorno educativo seguro y respetuoso.

Tags:
Secciones: _noticias portada

Si quieres, puedes escribir tu aportación