En el pueblo de Jabait, situado al este de Sudán, se desarrolla una escena en la oficina de la Asociación para el Desarrollo de Mujeres y Niños (WCDA), donde cientos de mujeres esperan ansiosas la ayuda. Entre ellas hay residentes locales de Jabait, así como mujeres que han viajado desde diversas partes del país. Aproximadamente nueve meses después del estallido del conflicto entre las Fuerzas Armadas Sudanesas (SAF) y las Fuerzas de Apoyo Rápido (RSF), más de 7,3 millones de personas han sido desplazadas, las niñas y los niños constituyen casi la mitad de esta población desplazada. La WCDA y otros grupos locales de mujeres participan activamente en primera línea, respondiendo a la acuciante crisis.

Sudán se enfrenta a la mayor crisis de desplazamiento del mundo, marcada por un importante problema de desplazamiento infantil. A través de una colaboración con ONU Mujeres, la WCDA proporciona kits de higiene, agua, artículos domésticos y otra ayuda humanitaria a  niñas, niños y mujeres desplazadas. Aunque la ayuda ha mejorado sus vidas, las necesidades esenciales siguen sin cubrirse. Yousif hace hincapié en la urgencia de seguridad y estabilidad, expresando la esperanza de que la guerra cese, permitiéndoles regresar a sus hogares.

ONU Mujeres colabora con cinco importantes organizaciones de mujeres para poner en marcha un plan humanitario de emergencia en Sudán, ayudando a millones de personas con asistencia vital y apoyo a sus medios de subsistencia. 

Secciones: subportada

Si quieres, puedes escribir tu aportación