El pasado lunes por la noche, Sarina Wiegman fue elegida mejor entrenadora femenina de la FIFA por cuarta vez, todo un récord. El galardón estaba disputado entre ella, Jonatan Giráldez y Emma Hayes. 

Wiegman llevó a Inglaterra a la gloria en la Eurocopa 2022, pero el año pasado perdió la final del Mundial contra España. Actualmente ha ampliado su contrato con la selección femenina de Inglaterra para seguir como seleccionadora hasta 2027, incluyendo la Copa del Mundo de ese año. 

En el discurso de recogida del premio, mostró una gran solidaridad femenina, dedicando sus palabras a dar apoyo al equipo español femenino por la coacción a Jennifer Hermoso. Aquí dejamos constancia de parte de su discurso: “Como entrenadora, como madre de dos hijas y como ser humano…queda un largo camino por recorrer en el fútbol femenino y en la sociedad, me gustaría dedicarle este premio al equipo español (…) al equipo que nos ha hecho disfrutar a todos y todas (…) os animo a que les dediquemos un aplauso”.

Es un logro tanto  el premio y el discurso, con el que dejó claro algo que las investigaciones han demostrado, y es que se necesitan personas valientes que se posicionen claramente del lado de las víctimas; es la forma de dar pasos para mejorar la sociedad en general y, el deporte femenino en concreto. 

 

 

 

Secciones: portada

Si quieres, puedes escribir tu aportación