La prestigiosa revista Nature, ha publicado un artículo en el que se muestran los datos derivados del informe de la Academia Brasileña de Ciencias respecto el acoso sexual que reciben las mujeres que se dedican a la investigación en la institución universitaria. Los datos de la encuesta realizada, muestran que el 47% de las mujeres han sufrido acoso sexual en el mundo académico brasileño, frente a uno de cada 10 hombres.

La encuesta que se realizó durante 2022 a más de 4.000 científicos y científicas que se habían doctorado entre 2006 y 2021 ha puesto en evidencia la necesidad de que las universidades asuman este tema como un problema global de sus institución. La responsable estratégica de la lucha contra la violencia de género en el Ministerio de la Mujer de Brasil ha afirmado que es necesario crear campañas de educación para frenar este acoso y un protocolo claro para acoger y orientar a las víctimas. Afirma que se deben crear estructuras para que las víctimas se sientan seguras para presentar sus denuncias y un comité de ética que investigue y responsabilice a los acosadores.

Los canales instituciones de las universidades actualmente no son suficientes ya que no ofrecen esta seguridad necesaria para que las mujeres puedan presentar denuncias tanto dentro de la universidad como a nivel judicial sin miedo a las represalias.

Este informe es un primer paso, pero no deber ser el único y no es suficiente para poder acabar con el problema, una de las víctimas que ofrece su testimonio en el artículo afirma que: “Sólo necesitamos que las universidades se tomen en serio el acoso y vayan más allá de un bonito -pero vacío discurso”.

En Diario Feminista también se da voz a las víctimas que se han encontrado frente a esta situación en las universidades para hacer visible un problema que es necesario abordar de forma eficiente y urgente si queremos, no solo una universidad más justa, si no también una sociedad con menor violencia.

Secciones: subportada

Si quieres, puedes escribir tu aportación