Jóvenes de Kenia. Wikipedia

La igualdad de género ocupa un lugar destacado en la misión del Banco Mundial de erradicar la pobreza extrema y fomentar la prosperidad compartida. En África Oriental y Meridional (AFE), donde las mujeres y las niñas se enfrentan a retos únicos en materia de educación y capacitación económica, y donde persiste la violencia de género, las iniciativas que dan prioridad a las consideraciones de género han logrado éxitos notables en la última década. La región se ha comprometido a elevar las ambiciones y la dedicación para reducir las diferencias de género y empoderar a las mujeres, guiada por la nueva Estrategia de Género del Banco Mundial. Esta estrategia esboza tres objetivos principales: (i) eliminar todas las formas de violencia de género (VG) y mejorar el capital humano, (ii) ampliar las oportunidades económicas y (iii) implicar a las mujeres como líderes.

 

A pesar de los avances, las mujeres y las niñas de África oriental y meridional se enfrentan a disparidades en varias dimensiones del desarrollo humano y la capacitación socioeconómica. Los retos incluyen un acceso desigual a la educación, una menor participación en la población activa, altas tasas de morbilidad y mortalidad materna y la prevalencia de la violencia de género. El VIH/SIDA y el cáncer de cuello de útero también contribuyen a los retos sanitarios de la región.

 

El Banco Mundial, en colaboración con sus países clientes y sus socios, incluidos la Unión Africana y el Banco Africano de Desarrollo, trabaja activamente para acelerar la igualdad de género en la región. La Estrategia de Género del Banco Mundial y el Plan de Acción de Género de la Región Africana proporcionan marcos esenciales, y las consideraciones de género están integradas en el 92% de los proyectos del Banco Mundial en AFE.

 

Se han registrado logros significativos en salud, educación, protección social, oportunidades económicas y empoderamiento. Los proyectos que abordan las brechas de género en diversas áreas temáticas han repercutido positivamente en la vida de millones de mujeres de la región.

 

El Banco Mundial colabora con diversas partes interesadas, entre ellas la Unión Africana y el Banco Africano de Desarrollo, para hacer avanzar la igualdad de género. El Laboratorio de Innovación de Género de la Región de África y el Fondo Paraguas para la Igualdad de Género desempeñan papeles cruciales en la generación de pruebas y el apoyo a la experimentación para la igualdad de género.

 

La próxima Estrategia de Género 2024-30 del Banco Mundial guiará los esfuerzos hasta 2030, situando la igualdad de género en el centro de la acción climática y aumentando la participación de las mujeres en la población activa. Además, se está preparando un nuevo Plan de Acción Regional de Género para África Oriental y Meridional para el periodo 2023-2028, centrado en la prestación de servicios integrados y en la mejora de los sistemas de información.

 

Un nuevo programa regional, el Enfoque Programático de Fases Múltiples para el Empoderamiento y la Resiliencia de las Niñas de África Oriental (EAGER, por sus siglas en inglés), pretende empoderar a las niñas y a las mujeres jóvenes en varios sectores, como la educación, la salud, el empleo, el desarrollo del sector privado y la inclusión social. Se espera que este programa tenga un impacto sustancial en la educación, la productividad y las normas de género en la región.

Secciones: subportada

Si quieres, puedes escribir tu aportación