Un estudio publicado en Nature, muestra el sesgos existente en las citas de artículos científicos. Se ha realizado un análisis de más de dos millones de artículos sobre ciencias de la vida donde se ha encontrado que los artículos en los que las autorías principales son las de mujeres, reciben menos citas que los artículos en los que los autores principales son hombres. Un patrón que se repite en otros subcampos de las ciencias la vida incluso en aquellos donde la representación de género es equitativa.

Los datos mostraron que los hombres reciben más citas en trabajos dirigidos por hombres y los que son dirigidos por mujeres, reciben más citas en trabajos también dirigidos por mujeres. El análisis también concluyó que la mayor parte del sesgo se debía al hecho de que determinados subcampos están dominados por un género. Pero otro factor era la “homofilia de género”: la tendencia de las conexiones profesionales de los científicos a inclinarse hacia su propio género.

Este sesgo es menor en los científicos y científicas más jóvenes, pero sigue contribuyendo a que las investigaciones realizadas por mujeres sean menos visibles.

Estas investigaciones contribuyen a seguir trabajando para conseguir la visibilidad de las mujeres en la investigación científica y en una mirada más igualitaria del trabajo que se realiza por parte de mujeres científicas.

Secciones: subportada

Si quieres, puedes escribir tu aportación