Este pasado diciembre, en informaciones de la CNN,  la exsoldado Rina Gonoi consiguió un hito histórico gracias a conseguir que un tribunal japonés declarara culpables a tres ex militares que la agredieron sexualmente. En 2021 cuando Gonoi formaba parte de la fuerzas de autodefensa de Japón los tres hombres condenados eran sus superiores y generaron una situación de abuso simulado frente a otros compañeros que no la ayudaron.

Después de que ella lo denunciara a sus superiores fue ignorada y finalmente renunció a su puesto en el ejército ya que no era la primera vez que había sufrido acoso por parte de otros compañeros hombres. Gonoi decidió iniciar una batalla en redes sociales para hacer visible su caso y evitar que volviera a suceder. 

A partir de aquí, la fiscalía decidió reabrir el caso e investigar el caso consiguiendo que el Ministerio de Defensa admitiera la culpa, despidiera a los tres militares acusados y pidiera disculpas públicas.

No es el único caso denunciado en el ministerio de defensa que previamente en agosto ya había revisado  más de 1.300 informes de acoso.

El caso de Gonoi, no solo será un precedente en Japón y dentro del ejército si no que contribuirán a que cada vez más las mujeres sean tenidas en cuenta frente a las denuncias que realizan y se establezcan protocolos más claros para dar respuesta a este tipo de situaciones.

Secciones: subportada

Si quieres, puedes escribir tu aportación