Unsplash

Cada vez está más clara en muchos ámbitos e instituciones – empresas, ciencia, tecnología, educación, etc. – la necesidad de tener equipos de máxima diversidad de personas para lograr la mayor excelencia. Esta diversidad incluye la necesidad de las voces de las mujeres y de las personas jóvenes. En Nigeria, en el sector agricultor cada vez se aboga más por la necesidad de priorizar la formación de las mujeres yde las personas jóvenes.

En concreto, muchas personas están haciendo hincapié en que se les forme en tecnologías modernas e innovaciones para que puedan contribuir al sector de la seguridad alimentaria del país. Por ejemplo, muchas y muchos hablan de la formación en ciber-extensión para abordar el cambio climático, entre otros temas. 

Con tal de que cualquier tipo de formación, en este caso en tecnologías para la agricultura, tenga el máximo impacto social, es imprescindible que se base en evidencias científicas de impacto social.



Secciones: subportada

Si quieres, puedes escribir tu aportación