Las primeras relaciones afectivo-sexuales de una persona ejercen una influencia trascendental en sus relaciones futuras. En este contexto, el discurso coercitivo ocupa un lugar destacado en las interacciones entre iguales de los y las jóvenes e influye significativamente en el consentimiento o la coerción en las relaciones sexuales y afectivas. La socialización en el consentimiento o en relaciones coercitivas desde el inicio puede promover o prevenir la violencia de género en relaciones futuras, y esta socialización puede provenir de las familias, los centros educativos y las interacciones entre iguales.

En esta línea se presenta la investigación ¿Consent? At the Start, You Do Not Even Think About It. Coercive Discourse in the Awakening of Affective–Sexual Relationships in Young Women, publicada en la revista científica “Young” como parte del proyecto Consent (PID2019-110466RB-I00). A través de un estudio cualitativo con la participación de 36 mujeres entre 18 y 25 años, el artículo analiza cómo el discurso coercitivo está presente en momentos en los que aprender a decidir libremente es crucial y disminuye el consentimiento en las relaciones.

La investigación destaca que las mujeres participantes afirmaron que el consentimiento fue socavado debido al discurso coercitivo, especialmente durante el despertar de las relaciones sexuales. Se evidencia que el discurso coercitivo juega un papel significativo en la falta de consentimiento en estas situaciones.

Se observa que las participantes cedieron a la presión para participar en prácticas sexuales específicas, incluso cuando no lo deseaban. La influencia de las expectativas del grupo de iguales y la creencia de ser más valorados socialmente tuvo más peso en sus decisiones que su propia libertad.

La investigación aboga por la necesidad de educar en la sexualidad, y destaca que el consentimiento va más allá de la dicotomía “no es no” y “sí es sí “. Se enfatiza que aceptar o rechazar una relación no siempre implica comunicación verbal, y el consentimiento no siempre refleja una elección libre debido a la influencia del discurso coercitivo.

La educación en el consentimiento requiere incorporar nuevos elementos que apoyen a las mujeres a lo largo de su socialización afectivo-sexual, principalmente en el despertar de las relaciones afectivo-sexuales. Por ejemplo, las investigaciones existentes arrojan luz sobre la superación del discurso coercitivo a través de las interacciones entre iguales y la participación de la comunidad.

Secciones: portada

Si quieres, puedes escribir tu aportación