En una reciente decisión, el Tribunal Supremo ha aplicado la controvertida “Ley del Sí es Sí” para reducir la pena de cárcel de un hombre condenado por violar a una joven con discapacidad en Zaragoza en 2020. La sentencia, emitida por la Sala de lo Penal, disminuyó la pena de 13 a 9 años, a pesar de rechazar los argumentos defensivos del acusado.

La agresión causó graves lesiones físicas y psíquicas a la víctima de 22 años, y la nueva sentencia destaca que la joven, con un 48% de discapacidad intelectual, no estaba en condiciones de dar un consentimiento válido. La aplicación de la Ley Orgánica 10/2022 de Garantía Integral de la Libertad Sexual ha sido fundamental en la decisión del Supremo, que subraya “poderosos” elementos de convicción de la culpabilidad del agresor.

Teniendo en cuenta que el consentimiento no era válido, la reducción de la pena no ha tenido lógica.  Las salas previas lo habían condenado a 13 años, pero en cambio en el Supremo se ha reducido a 9 años, no siendo estos el máximo para este tipo de pena. 

Secciones: subportada

Si quieres, puedes escribir tu aportación