Imagen de recurso

Tres alumnas menores (entre diez y once años) denunciaron a su profesor de música por agresión sexual ante su tutora,  revelando la gravedad de la situación, y que propició una cadena de eventos que llevaron a la detención del docente de 51 años.

La tutora, imprescindible en este proceso, demostró rigurosidad profesional y valentía tras recibir la confesión de las víctimas  actuar de inmediato.  Enseguida se aplicó la activación del protocolo de alerta Plan PREVI, permitiendo que la Guardia Civil tomara medidas ante este grave caso de violencia en un colegio privado de la comarca valenciana de la Hoya de Buñol. La operación Solmi, iniciada a principios de diciembre, culminó con la detención del profesor tras la denuncia de las niñas, la acción de su tutora y la denuncia de sus padres para que así fuera. 

Este caso es un ejemplo más de como cuando realmente se escucha a las víctimas, se puede actuar rápidamente y detener al presunto agresor volviendo a construir un espacio libre de violencia en la escuela.

Secciones: subportada

Si quieres, puedes escribir tu aportación