El número de menores bajo tutela en centros residenciales aumentó un 5,5%, alcanzando un total de 17.061 en 2022, frente a los 16.177 del año anterior. En contraste, el acogimiento familiar experimentó una disminución del 1,51%, pasando de 18.455 en 2021 a 18.177 en 202, según informa europa press.

Este dato indica lo urgente de asegurar la excelencia en los centros de acogida, puesto su situación de partida es vulnerable y de riesgo, pero si en los centros se aplican aquellas actuaciones de éxito educativas,  la mejora de sus condiciones de vida aumenta exponecialmente.  Como ejemplo, la implementación de las tertulias literarias dialógicas ha supuesto un antes y después, y por ello se debe continuar investigando y transfiriendo las mejores actuaciones en dichos centros.

Secciones: subportada

Si quieres, puedes escribir tu aportación