Desde la diversidad y los sueños de paz e igualdad que nos unen, este artículo pretende ser altavoz de las reivindicaciones de muchas mujeres que desde sus contextos horrorosamente violentados se han movilizado en defensa de los derechos de las mujeres de las atrocidades de la guerra.

Siguiendo el posicionamiento de ONU Mujeres, consideramos urgente recalcar que todas las mujeres, tanto las mujeres israelíes como las palestinas, al igual que todas las demás, tienen derecho a vivir una vida en seguridad y libre de violencia. Desde el pasado 7 de octubre, numerosos informes denuncian las atrocidades basadas en el género y la violencia sexual. Denuncias que deberían ser debidamente investigadas y enjuiciadas, poniendo los derechos de la víctima en el centro.

En este contexto, mujeres valientes como las palestinas y las israelíes han creado movimientos conjuntos como Women Wage Peace (Mujeres  que Hacen Paz) con el fin de proteger a las mujeres de las horribles consecuencias de la guerra. Desde hace más de cincuenta años, parten de un enfoque que trascienda las fronteras y abrace la seguridad integral, reconociendo que las mujeres tienen una visión más holística que abarca aspectos como la seguridad económica, la educación y la seguridad personal.

WMP desde un fuerte movimiento valiente metoo, respaldan plenamente investigaciones rigurosas y comisiones de investigación sobre el territorio Palestino, incluido Jerusalén Este, e Israel, abogando por la investigación de la violencia sexual. Piden con insistencia responsabilidad por los actos de violencia de género y una atención prioritaria a las víctimas.

La protección de las mujeres y criaturas debe ser una prioridad en medio del conflicto, por esto, instamos a un retorno al camino de la paz, el respeto al derecho internacional humanitario y los derechos humanos internacionales, y el cese del sufrimiento en Gaza y en Israel. 

Secciones: portada

Si quieres, puedes escribir tu aportación