La solidaridad implica ayudar sin esperar nada a cambio. Justo en el lado opuesto de la solidaridad tenemos el egoísmo, que se define como el excesivo amor a sí mismo. Visto así parece claro que la solidaridad implica amor a los demás, y que va más allá de una simple acción. Tiene que ver con una forma de actuar, una forma de ser y entender la vida. ¿Que nos empuja a actuar de una manera o de otra?¿Que nos mueve a ser solidarios o a ser egoístas?¿Que beneficios nos puede aportar la solidaridad?

El pasado martes 5 de diciembre celebramos el día internacional del voluntariado. Con esta celebración,  este año la ONU quiere poner el foco en la acción colectiva, de la que ya hemos hablado en esta sección en múltiples ocasiones y que contribuye, como dice  la Organización de las Naciones Unidas a la mejora de la sociedad:  “El voluntariado es clave para la transformación social, ambiental y económica. Es capaz de cambiar las mentalidades, actitudes y comportamientos de las personas. Estas se convierten en agentes del cambio y asociados en igualdad de condiciones para el logro del progreso local, nacional e internacional hacia el desarrollo humano sostenible y la paz mundial.”

Los valores universales compartidos que sustentan el voluntariado convergen plenamente con las características de las Nuevas Masculinidades Alternativas: libre elección, compromiso, equidad, solidaridad, empatía y respeto por los demás. Valores y características de la persona voluntaria que definen muy bien qué clase de persona es la que está ejerciendo esa acción y por qué razón lo hace.

Cuando  se actúa con esta mirada puesta en la mejora social, se deja de ver el voluntariado como un sacrificio personal y cobran sentido las acciones realizadas, que pueden ir desde ser voluntario en un centro educativo, a formar parte de una organización de manera activa, simplemente ayudar a quien lo necesita en el momento que lo necesita.

No decimos que un hombre de Masculinidad Tradicional no pueda hacer trabajos de  voluntariado, pero más allá de lo visible, más allà del “acto” o de la “foto”, ser voluntario o voluntaria tiene que ver más con la profundidad de las acciones, la verdad de las razones y la solidaridad de la persona. Tiene que ver con el convencimiento de que la solidaridad puede mover el mundo y es la que marcará la diferencia. Y es en esa verdad donde se mueven las NAM con sus acciones solidarias en busca de la transformación y la mejora social.

Secciones: subportada

Si quieres, puedes escribir tu aportación