La investigación Violence at School and the Well-Being of Teachers. The Importance of Positive Relationships, publicada en la revista científica “Frontiers in Psychology” ha estudiado la relación entre la violencia en la escuela y el bienestar de los y las docentes, desde un enfoque de la psicología positiva donde el bienestar se considera un aspecto fundamental del “desarrollo humano”. Son inherentes a este modelo multidimensional las formas de bienestar emocional, psicológica y social, que pueden basarse en relaciones positivas en el entorno laboral.

El estudio se llevó a cabo en escuelas primarias y secundarias en el norte de Italia, y los datos se recopilaron a través de cuestionarios en línea completados por 475 profesores y profesoras. Entre los resultados clave se destaca que, a pesar de la exposición a comportamientos agresivos, los y las docentes pueden experimentar bienestar ocupacional cuando cuentan con sólido apoyo administrativo y relaciones positivas con colegas. El estudio subraya la importancia de construir entornos seguros y destaca el papel crucial del liderazgo de apoyo y las relaciones positivas como factores de resiliencia y protección ante la violencia escolar. También resalta la necesidad de promover la satisfacción laboral y las relaciones positivas como estrategias fundamentales para mejorar el bienestar y reducir la violencia percibida en el entorno educativo. 

En resumen, este estudio, destaca la preocupación global por el bienestar docente. El impacto de la violencia contra el profesorado se extiende más allá de las dimensiones individuales, afectando el entorno educativo y las habilidades de aprendizaje de los y las estudiantes a nivel mundial. La necesidad de abordar este problema se vuelve evidente, resaltando la importancia de construir entornos seguros respaldados por el liderazgo de apoyo y relaciones positivas entre los y las docentes, las familias y el alumnado. Estas medidas no solo protegen el bienestar individual de los profesores y profesoras, sino que también contribuyen a un entorno educativo seguro y propicio para el desarrollo académico y emocional de los y las estudiantes. En última instancia, abordar la violencia en la escuela es crucial para construir sociedades prósperas y saludables a nivel global.

Secciones: Noticias portada

Si quieres, puedes escribir tu aportación