Canva

Aún hay algo peor que los ataques por parte de profesorado universitario contra aquellos y aquellas que se posicionan con las víctimas y quien las defiende, que es usar al alumnado como forma de canalizar estas críticas sin tener en cuenta las consecuencias que esto conlleva para ellos y ellas.

En múltiples ocasiones se ha visto como alumnado ilusionado, comprometido, de repente cambia totalmente su manera de ser y se gira en contra de quienes más les han ayudado o más interés han mostrado. La vulnerabilidad del alumnado es conocida por todo el mundo, ante el profesorado capaz de ejercer el acoso como de aquel capaz de iluminarlos con “discursos” “teóricos llenos de un falso cambio y transformación mientras les abocan a actuar siguiendo justamente lo contrario de lo que defienden.

Nuestras universidades necesitan cambios muy profundos, especialmente en los ámbitos de las ciencias sociales. Uno de ellos es el incremento de los criterios meritocráticos con el fin de dejar de vender humo e instrumentalizar sin evidencias al alumnado.

 

 

 

Tags:

Si quieres, puedes escribir tu aportación