Maialen Chourraut. Wikipedia

“En la jornada inaugural del Campeonato del Mundo de Slalom Olímpico, el equipo español de K1 femenino de patrullas logró la medalla de plata con un descenso excepcional, lo que les valió el subcampeonato mundial y la medalla en la ceremonia de premiación, como infirma visibilitas.

La destacada atleta olímpica, Maialen Chourraut, lideró de manera indiscutible a este equipo nacional, que se reunió en la pista olímpica de Lee Valley, en Londres, para competir en este campeonato del mundo crucial que también otorgará plazas para los próximos Juegos Olímpicos de París 2024.

La experiencia de Maialen en la pista británica, donde ganó su primer bronce olímpico en 2012, fue evidente en su liderazgo. Fue Maialen quien cerró el descenso del equipo español en la categoría K1 y quien brindó calma a sus compañeras momentos antes de su actuación. Las tres palistas superaron las 18 puertas del recorrido de manera casi perfecta, solo recibiendo una penalización en la puerta 15, lo que les privó del oro por apenas 0,29 segundos detrás del equipo australiano liderado por las hermanas Fox. En tercer lugar, el podio lo ocuparon las británicas, que quedaron a solo 11 milésimas de segundo detrás del equipo español compuesto por Maialen, Laia Sorribes y Olatz Araregui.

El equipo de C1 femenino estuvo a punto de alcanzar el podio. Conformado por Nuria Vilarrubla, Klara Olazábal y Miren Lazkano, terminaron en la cuarta posición, a tan solo 30 milésimas de segundo del equipo que se llevó el bronce, Eslovenia. El oro fue para Gran Bretaña y la plata para la República Checa. El descenso del equipo español en C1 fue sólido, y en la segunda parte del circuito, lideraron la clasificación con una ventaja de 20 milésimas de segundo, pero un roce en la puerta 15 les impidió subirse al podio; de hecho, sin ese incidente, habrían conseguido la medalla de plata.

Sin embargo, los equipos masculinos tuvieron menos suerte. En la categoría C1, Miquel Travé, Daniel Pérez y Luis Fernández representaron a España, pero después de un buen comienzo de recorrido, perdieron terreno en la segunda mitad de la competencia y cruzaron la línea de meta a más de ocho segundos de los ganadores, los franceses, con un toque en la última puerta del recorrido. La plata y el bronce fueron para Gran Bretaña e Italia, y el equipo español terminó en la novena posición.

En el K1 masculino, tampoco pudieron competir por las medallas, ya que tuvieron que superar dos puertas adicionales para evitar penalizaciones de 50 segundos. Los más de ocho segundos que les costó remontar esas puertas resultaron una montaña insuperable. Aunque llegaron a la meta sin penalizaciones, Miquel Travé, Pau Etxaniz y David Llorente quedaron a más de nueve segundos de los vencedores, el equipo de la República Checa, quienes eran los favoritos. Los franceses terminaron en segundo lugar y los polacos en tercero.”

Secciones: subportada

Si quieres, puedes escribir tu aportación