Wikimedia

Julie Fujishima, directora de la agencia de talentos de pop más grande de Japón, Johnny and Associates, dimitió después de admitir los abusos sexuales cometidos por el difunto fundador de la compañía, Johnny Kitagawa. Esto ocurrió una semana después de que se descubriera que Kitagawa abusó de cientos de menores y jóvenes durante décadas. Un documental de la BBC sobre los abusos llevó a más víctimas a denunciar sus casos, según informa la propia BBC.

Fujishima ofreció disculpas públicas a las víctimas y reconoció los abusos cometidos por Kitagawa, quien murió en 2019 negando haber actuado mal y sin enfrentar cargos. Las víctimas expresaron sentimientos mixtos sobre sus disculpas y destacaron que queda mucho por hacer para sanar.

Kitagawa fue una figura influyente en la industria del entretenimiento japonés, y su agencia fue la puerta de entrada al estrellato para muchos jóvenes. A pesar de algunas acusaciones previas, nunca enfrentó acciones legales. La investigación de la BBC y la presión pública llevaron a una investigación independiente que confirmó los abusos.  

La agencia ahora enfrenta interrogantes sobre su futuro y la protección de su talento, mientras su marca cae  tras décadas de fama y glamour puesto haber sido cómplice de las agresiones sexuales a tantas personas menores, ha hecho que la marca baje en picado en confianza, estatus y valor.

Una vez más se muestra como la alianza entre el servicio público de un medio público como la BBC y la red de supervivientes puede empujar al impacto social, como ha sido este caso, rompiendo el silencio, identificando la complicidad de la propia agencia, y reclamando la justicia necesaria para todas las personas que sufrieron dichos abusos.

Secciones: subportada

Si quieres, puedes escribir tu aportación