Un estudio reciente muestra que la Inteligencia Artificial (IA) se puede usar de manera segura para ayudar al personal de radiografía a revisar imágenes de mamografía y detectar cánceres de mama. Asimismo, muestra que una sola persona radióloga con la ayuda de la IA es capaz de detectar alrededor de un 20% más de cánceres de mama a partir de imágenes de mamografía que dos personas radiólogas trabajando juntas. El estudio presenta un informe de seguridad provisional que busca asegurar que las mujeres que se someten a una mamografía asistida por IA no corran ningún riego indebido.  

El estudio, publicado en la prestigiosa revista científica The Lancet, presenta resultados alentadores al apuntar que la detección de mamografía asistida con AI es segura, ya que la detección de cáncer no disminuyó. Pues el cribado respaldado con IA dio como resultado un tasa de detección de 6 cánceres por 1000, en comparación con 5 de 1000 para el cribado estándar. Al mismo tiempo hubo una reducción de 37.000 lecturas de pantalla por parte del personal de radiología respaldado con IA. Lo cual se estima que la IA podría ayudar a reducir la carga de trabajo en un 44%. Lo que a su vez permite mostrar que la inteligencia humana y la artificial pueden complementarse, enfatizando que IA no podría operar sola. Un nuevo camino que da lugar a nuevas preguntas que cabe resolver. Por ejemplo, si el personal de radiología podría volverse demasiado dependiente de la IA, lo cual podría aumentar los falsos negativos. 

Como informa UPInews,  hasta el momento la mayoría de los estudios de mamografía asistidos por IA han sido retrospectivos, con equipos de investigación probando la capacidad de las computadoras para evaluar con precisión casos pasados en los que los médicos ya saben si hay o no hay cáncer de mama.  Pero este nuevo ensayo clínico es el primero que compara directamente la mamografía asistida con IA con la mamografía estándar. Con lo que más de 80.000 ya han sido asignados al azar para someterse a una mamografía estándar o asistida con IA en cuatro sitios diferentes de prueba en Suecia. Cuando finalice el  ensayo, 100.000 participantes serán inscritos y seguidos durante dos años de seguimiento.

Se trata de resultados significativos al ofrecer evidencias sobre un uso eficaz de la IA para una mejor detección de cáncer de mama, uno de los cánceres más comunes en las mujeres. 

 

Secciones: subportada

Si quieres, puedes escribir tu aportación