La selección española de fútbol sub-19 ha revalidado el título del Campeonato Europeo de la categoría, conquistado por primera vez en 2021. En una emocionante final disputada el domingo, España se impuso a Alemania en una aguerrida batalla que se resolvió en la tanda de penaltis (3-2), tras un empate 0-0 durante el tiempo reglamentario y la prórroga, como informa El Desmarque.

Con esta victoria, España logra su quinto trofeo europeo en la categoría sub-19. El camino hacia el título comenzó con una sólida victoria sobre Islandia (0-3) y una contundente goleada contra República Checa (7-0). Aunque sufrieron una derrota ante Francia (2-0), las jugadoras españolas se recuperaron en las eliminatorias, venciendo a Países Bajos (1-0) y finalmente a Alemania.

El partido fue intenso desde el principio, con España demostrando una mayor conexión y disparando hasta en cuatro ocasiones en la primera media hora, mientras que Alemania tardó en encontrar su ritmo. A pesar de los seis remates de España y cuatro de Alemania en la primera mitad, ninguna de las guardametas tuvo problemas para mantener su portería a salvo.

En la segunda mitad, Alemania salió más decidida y generó peligro con una oportunidad de Alara Sehitle y dos disparos de Franziska Kett que pusieron a prueba a la portera española Meritxell Font. La mejor ocasión de España llegó en el minuto 88, cuando Lucía Corrales estrelló un balón en el poste en un mano a mano con la portera alemana.

Lamentablemente, el equipo dirigido por Sonia Bermúdez sufrió una mala noticia cuando Lucía Moral ‘Wifi’ tuvo que abandonar el terreno de juego en camilla debido a una lesión en la rodilla derecha.

La prórroga no trajo cambios significativos en el marcador, y ambas selecciones se mostraron cautelosas para no cometer errores que les costaran el título. Finalmente, el destino del campeonato se definió en la tanda de penaltis. Meritxell Font emergió como la heroína, realizando dos paradas cruciales en los disparos desde el punto de penalti, lo que permitió a España alzarse con la victoria en la tanda de penaltis después de que ambas selecciones fallaran sus últimos cuatro intentos. El disparo decisivo fue errado por la jugadora alemana Pauline Deutsch, quien mandó el balón desviado.

Con esta emocionante victoria, España se corona como campeona de Europa sub-19 por segunda vez consecutiva, consolidando su posición como uno de los equipos más destacados en el fútbol femenino juvenil del continente.

Secciones: subportada

Si quieres, puedes escribir tu aportación