En Kabul, Afganistán, tuvo lugar una protesta poco común en la que las mujeres expresaron su oposición a la decisión de los talibanes de cerrar los salones de belleza de mujeres.

Unas 50 mujeres se reunieron en la capital, coreando lemas como “trabajo, pan y justicia”, según informa la BBC.

En respuesta a la protesta, los guardias talibanes utilizaron cañones de agua y algunas manifestantes denunciaron el uso de pistolas aturdidoras contra ellas.

Desde la vuelta de los talibanes al poder en 2021, los derechos de las mujeres se han visto cada vez más restringidos.

Los talibanes ordenaron el cierre de miles de salones de belleza en todo el país en el plazo de un mes a partir del 2 de julio. Justificaron esta medida afirmando que el uso de pelucas y la práctica de depilarse las cejas se consideraban contrarios a los valores islámicos, y criticaron a los padres por gastar dinero en salones de belleza cuando se preparaban para el matrimonio.

Esta decisión limita aún más los espacios ya restringidos a los que pueden acceder las mujeres afganas, pues ya se les prohíbe el acceso a las aulas, los gimnasios, los parques y, recientemente, trabajar para las Naciones Unidas.

Se espera que el cierre de todos los salones de belleza suponga la pérdida de 60.000 puestos de trabajo, según ha informado la Cámara de Comercio de Afganistán.

Secciones: subportada

Si quieres, puedes escribir tu aportación