pxhere.com

Un estudio realizado por ONU Mujeres en 39 países, el 81,8% de las mujeres encuestadas en los p​​arlamentos han sufrido violencia psicológica, el 44,4% amenazas de muerte, violaciones, palizas y secuestros y el 25,5% violencia física. La UNESCO también estima en un 73%, las mujeres periodistas que han sufrido violencia en línea, incluso a través de noticias falsas o imágenes trucadas y amenazas y ataques verbales directos.

Esta realidad ha unido a la comunidad internacional bajo el lema de tolerancia cero en su compromiso de acabar con la violencia de género en todos los ámbitos de la vida incluidas la esfera pública y política. En este sentido, ONU también se ha reafirmado en su compromiso con la construcción de sociedades libres de violencia y discriminación por motivos de género, especialmente en lo que respecta a estos contextos e insta a los Estados miembros y a la comunidad internacional de cara a tomar medidas concretas para asegurar espacios libres e igualitarios.  

Según la Organización internacional, para contribuir a su solución, no sólo se ha de promover el acceso de las mujeres a cargos políticos, sino asegurar que puedan ejercer su liderazgo con independencia sin temor a sufrir violencia, violencia aisladora de género o discriminación de cualquier índole. 

Esta iniciativa destaca la importancia de impulsar y construir esos entornos seguros para todas las personas en su diversidad basándose en las evidencias que muestran por un lado que las mujeres que deciden ingresar a la vida política se enfrentarán a una serie de desafíos adicionales en comparación con sus colegas masculinos como por ejemplo la discriminación y los estereotipos de género y la violencia de género. Y por otro lado, tal y como reconocía el Alto Comisionado para los Derechos Humanos frente al Consejo a finales del pasado mes de junio, el papel transformador de las mujeres y las niñas que han estado al frente de las instituciones públicas desde la reivindicación de la salud y los derechos sexuales y reproductivos hasta el fin de la violencia. Desde la lucha contra el cambio climático hasta el acceso a la educación, pasando por la igualdad salarial por un trabajo de igual valor. 

Sin embargo, a pesar de los avances anteriormente mencionados, el Alto Comisionado apoyó la idea de apostar por un profundo cambio sistémico en el que, entre otras medidas, se refuercen los marcos jurídicos nacionales para proteger a las mujeres de la violencia tanto en línea como fuera de ella así como centrarse en la prevención y además de establecer mecanismos eficaces de denuncia para quienes la sufren, adoptar códigos de conducta con tolerancia cero frente a la violencia de género.

Secciones: portada

Si quieres, puedes escribir tu aportación