En lo que llevamos de año los avances de la Inteligencia Artificial sin duda son los que más atención está acaparando en el campo de las tecnologías. Tanto la comunidad académica, como profesional está atenta al desarrollo y de su progreso, así como las grandes empresas tecnológicas están en este momento en una carrera decisiva.

Paralelamente, la ciudadanía como las instituciones más globales preocupadas por el progreso humano,  ya se habían adelantado para marcar también los criterios básicos éticos que una IA debe tener en cuenta en su desarrollo.

Así es como la UNESCO respondió al reto en noviembre del 2021  publicando su informe “Recommendation on the Ethics of Artificial Intelligence”.  El texto cubre una amplia gama de áreas políticas, incluida la evaluación del impacto ético, la política de datos, el género, la cultura, la educación y la investigación, la comunicación y la información, la economía y el trabajo, la salud y el bienestar social, y más. El documento enfatiza la importancia de respetar los derechos humanos, las libertades fundamentales, la dignidad humana y la preocupación por el medio ambiente y los ecosistemas, tanto vivos como no vivos. También subraya que los valores y principios fundamentales son complementarios y están relacionados entre sí, y que nada de lo dispuesto en la Recomendación puede interpretarse en el sentido de que sustituye, altera o perjudica de otro modo las obligaciones o los derechos de los Estados en virtud del derecho internacional.  En relación a las recomendaciones cabe destacar las siguientes 8 recomendaciones:

Según la Recomendación de la UNESCO sobre la ética de la inteligencia artificial, algunas de las consideraciones éticas clave al desarrollar y utilizar la IA incluyen:

1. Respetar los derechos humanos, las libertades fundamentales y la dignidad humana.

2. Garantizar la transparencia, la explicabilidad y la rendición de cuentas de los sistemas de IA.

3. Evitar el sesgo y la discriminación en el diseño y uso de los sistemas de IA.

4. Garantizar que los sistemas de IA se desarrollen y utilicen de una manera que beneficie a la sociedad en su conjunto, y no solo a unos pocos elegidos.

5. Proteger el medio ambiente y los ecosistemas, tanto vivos como no vivos.

6. Garantizar que los sistemas de IA sean seguros y protejan los datos personales y la privacidad.

7. Garantizar que los sistemas de IA se desarrollen y utilicen de manera coherente con el derecho internacional y los valores humanos.

8. Garantizar que los sistemas de IA se desarrollen y utilicen de manera que promuevan la justicia social y reduzcan las desigualdades.

En el documento también se puede hallar las recomendaciones dirigidas a los estados y a las propias acciones individuales.  En relación con la dimensión de género, hay un apartado específico  La Recomendación hace hincapié en la importancia de garantizar que se maximice plenamente el potencial de las tecnologías digitales y la inteligencia artificial para contribuir a lograr la igualdad de género, y que no se violen los derechos humanos y las libertades fundamentales de las niñas y las mujeres, así como su seguridad e integridad, en ninguna etapa del ciclo de vida del sistema de IA 

Secciones: subportada