Wimbledon ahora permitirá a las jugadoras llevar ropa interior de tonos no blancos bajo la falda o el pantalón corto, lo que supone un cambio significativo. Este cambio fue impulsado por la preocupación de las jugadoras acerca de la menstruación.

Los organizadores tomaron esta decisión tras mantener conversaciones con la WTA, los fabricantes de ropa y los proveedores de equipos médicos, con el objetivo de ofrecer un apoyo óptimo a las jugadoras en los torneos.

Aunque Wimbledon mantiene sus pistas de hierba, el atuendo blanco, las pelotas Slazenger y la ausencia de paneles publicitarios en las pistas, es evidente que los responsables del All England Club están adoptando el cambio y avanzando, como informa Marca.

Secciones: subportada

Si quieres, puedes escribir tu aportación