Miles de trabajadoras hoteleras del sur de California se declararon en huelga el domingo, exigiendo salarios más altos y mejores beneficios. El sindicato, Unite Here Local 11, describe esta como la huelga más grande en su historia.

Cocineras, camareras, lavaplatos, camareros/as, botones y recepcionistas se manifestaron frente a importantes establecimientos en Los Ángeles y Orange, en plena temporada turística de verano.

El sindicato busca salarios mejores, beneficios de atención médica mejorados, mayores contribuciones a la pensión y una carga de trabajo más equitativa. También buscan la creación de un fondo de vivienda para las trabajadoras de la industria hotelera. Los contratos de más de 60 hoteles expiraron y las negociaciones están estancadas en la mayoría de ellos.

Secciones: subportada

Si quieres, puedes escribir tu aportación