Un hombre de 45 años está siendo juzgado por agredir sexualmente a una menor de 16 años en Gijón.  El presunto acusado conoció a la menor a través de una aplicación de internet, y aprovechándose de su situación vulnerable, y sabiendo que era menor, la citó en su casa y agredió sexualmente.

El presunto agresor, aprovechó la situación de debilidad que tenía la víctima para convencerla a que fuera a su casa, escapándose de la suya, pero al saber que su madre la buscaba, dijo a la menor que ocultara las agresiones sexuales, una evidencia más de la cobardía de dichos agresores, que operan siempre con el mismo modus operandi.

Las evidencias científicas muestran la clave del posicionamiento de las personas adultas que rodean al agresor, cualquier indicio de relación abusiva con alguna menor debe denunciarse, tal y como se recoge las recomendaciones, si se sabe de ello, se debe denunciar.  El papel de los testimonios es fundamental para proteger a la menor y para frenar al agresor.

Secciones: subportada

Si quieres, puedes escribir tu aportación