En la madrugada del domingo, una mujer fue detenida tras ser acusada de intentar asesinar a sus dos hijos, de 4 y 14 años, mediante el envenenamiento de su comida con raticida, según las primeras investigaciones realizadas por la Jefatura Superior de Baleares. Durante la inspección del domicilio, se encontraron numerosos medicamentos, incluyendo benzodiacepinas, así como un paquete de veneno para ratas con más de la mitad de su contenido faltante.

Las autoridades determinaron que la madre había suministrado sedantes a sus hijos y posteriormente les había preparado la comida, utilizando aparentemente veneno para animales en los platos. Además, se descubrió que la mujer también había ingerido pastillas y salfumán, mientras alertaba a su expareja, padre de uno de los menores, quien se encontraba durmiendo en otra habitación en ese momento.

La rápida intervención del padre, quien notificó a los servicios de emergencia, fue crucial para evitar una tragedia mayor. La mujer y sus dos hijos fueron trasladados a un centro hospitalario en Palma por varias patrullas de Seguridad Ciudadana y ambulancias. Actualmente, la madre se encuentra hospitalizada bajo custodia policial en el módulo de detenidos del hospital, mientras que los menores continúan ingresados, aunque no se teme por sus vidas.

Las investigaciones siguen en curso para determinar las circunstancias exactas detrás de este preocupante suceso. Se espera que los análisis realizados a la comida preparada por la madre arrojen resultados conclusivos sobre la presencia de veneno y otras sustancias. Las autoridades están brindando apoyo a la familia afectada y se trabaja para esclarecer los motivos que llevaron a este presunto intento de asesinato.

Una vez más, es necesario rechazar la violencia venga de quien venga, en este caso de la madre de las criaturas.

Secciones: subportada

Si quieres, puedes escribir tu aportación