Las organizaciones de derechos humanos piden que se investigue el trato que los talibanes dan a las mujeres en Afganistán, afirmando que debería considerarse un crimen contra la humanidad. Amnistía Internacional y la Comisión Internacional de Juristas (CIJ) sostienen que las acciones de los talibanes hacia las mujeres cumplen los criterios de la persecución por motivos de género, reconocida como crimen contra la humanidad por la Corte Penal Internacional (CPI). Desde que recuperaron el poder en 2021, los talibanes han aplicado severas leyes que han restringido los derechos de las mujeres y las han excluido de la vida pública. Esto incluye la suspensión de su educación, la prohibición de ejercer determinadas profesiones, la limitación de su acceso a los espacios públicos, la imposición de restricciones para viajar y la aplicación de códigos de vestimenta pública.

Las organizaciones subrayan que estas acciones representan una guerra organizada y sistemática contra las mujeres, constitutiva de crímenes internacionales, como informa la CNN. Proponen que el Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas establezca un mecanismo internacional independiente de rendición de cuentas para investigar estas violaciones del derecho internacional.

Secciones: subportada

Si quieres, puedes escribir tu aportación