Un reciente informe establece medidas sanitarias sencillas y de bajo coste dirigidas a la prevención de los recién nacidos en situación de vulnerabilidad en los países en desarrollo, lo cual podría salvar la vida de más de un millón de bebés al año. Se trata de intervenciones que asegurarían que los y las bebés tuvieran un comienzo más saludable, al tiempo que se reduciría el número de mortinatos, se mejoraría la salud materna y se contribuiría a un desarrollo económico y social positivo de la sociedad, como informa The Guardian

Se trata del estudio “Catástrofe sanitaria silenciosa”, el cual llega en un momento en que Naciones Unidas advierte que los avances en la reducción de muertes de recién nacidos y mortinatos se ha estancado desde 2015, siendo una de las causas la atención prenatal desigual e inversión insuficiente. El análisis, publicado en The Lancet, calcula que podrían evitarse 476.000 muertes de recién nacidos, y de 566.000 mortinatos al año si se aplicaran un conjunto de medidas sanitarias de bajo coste que son efectivas en países de ingresos altos, desde ayudar a las embarazadas a dejar de fumar hasta administrarles aspirina cuando tienen un riesgo elevado de preeclampsia o facilitarles el acceso a vitaminas y antipalúdicos. 

A escala mundial, las muertes neonatales se redujeron a la mitad en las últimas décadas. Aunque esta misma semana también se publicaba un informe de la ONU que muestra el estancamiento debido a una disminución en la inversión, lo cual está comportando un aumento de 2 millones de muertes de recién nacidos al año y 1,9 millones de mortinatos. Según el informe, en países sometidos a una enorme presión por las emergencias humanitarias, menos del 60% de las mujeres de los países más afectados recibieron siquiera cuatro de los ocho controles prenatales recomendados por la Organización Mundial de la Salud. Por lo que un cambio de estrategia, dirigida principalmente a la atención primaria de cada mujer y de su bebé, podría tener un impacto enorme al mejorar las posibilidades de salud y supervivencia de los bebés y recién nacidos. 

Secciones: subportada

Si quieres, puedes escribir tu aportación