Un grupo de mujeres y criaturas procedentes de Ucrania han formado un coro en Cornwell (Reino Unido) para sentirse unidas a sus familiares que siguen en el país en medio de la guerra. El coro, que participó en una vigilia por la paz en honor al trabajador humanitario británico Chris Parry, también actúa para recaudar fondos para financiar los coches de evacuación de personas civiles ucranianas y soldados heridos. 

Hasta ahora, unos ocho millones de personas refugiadas ucranianas han abandonado sus hogares y han viajado a países de toda Europa. En sus canciones hablan de su país, así como de su historia y de sus sentimientos, con el fin de poder compartir con la ciudadanía europea lo que están sufriendo y ser también altavoz de lo que pasa en Ucrania.

Para algunas mujeres mayores la invasión les trajo recuerdos de la Segunda Guerra Mundial, por lo que decidieron escapar a pesar de todas las dificultades de hacerlo, dejando en Ucrania a sus maridos. En Cornwell han encontrado familias que les han dado apoyo y se han solidarizado para acogerles abriendo las puertas de sus casas. Según apunta la BBC el coro ha abierto puentes de amistad también entre mujeres ucranianas y mujeres inglesas que sienten a través de sus músicas los sentimientos del país en medio de la guerra.

Secciones: portada

Si quieres, puedes escribir tu aportación